El dolor erótico como catalizador de placer

¡Feliz semana a todos los seguidores de este blog!

Antes de empezar con el tema de esta semana, os recordamos que nos sigáis también por Instagram, en donde encontraréis material, charlas y donde podréis ver nuestros directos mensuales:

https://www.instagram.com/onswingers_of/

https://www.instagram.com/gretdelou_afrodix/

Hoy os hablaré acerca de una de mis temáticas favoritas y que hace mucho no tocábamos, además es una de mis áreas de especialidad en investigación. Os quiero contar acerca de un catalizador y potenciador muy importante de placer. 

El Institute for Sex Research estableció que una de cada ocho mujeres y uno de cada cinco varones se excitaban con historias de temática sadomasoquista.

El dolor actúa como estímulo sexual porque se trata del más poderoso de todos los métodos para excitar la emoción, aunque no es indispensable para que el mecanismo sexual actúe como es debido. Participan muchos transmisores en la bioquímica del dolor, mismos que también participan en la mecánica de la excitación sexual. El dolor por sí solo no atrae a la persona masoquista (quien le guste el rol de sumisión), por lo general tampoco al sádico (rol dominante). Al menos hablando de personas sanas y con juegos consensuados.

En una persona sana, el dolor accidental no se percibe como placentero o sexual, sino como la advertencia de que algo malo ha ocurrido y alerta al organismo, es decir, aquellos a quienes nos gustan los juegos de rol no es que disfrutemos si cualquier persona por ahí por la calle nos proporciona una bofetada o una patada. Seguramente por más que en la privacidad nos gusta en este tipo de juegos, si nos sentimos agredidos, maltratados o inclusive accidentalmente sufrimos dolor, responderemos de una manera negativa a este tipo de estímulos nocivos para el cuerpo.

Por lo tanto, al dolor que realmente se disfruta y que genera placer, se le conoce como dolor erótico, y precisamente se requieren de muchos factores en los que se debe estar bien entrenado para proporcionarlo y jugar de forma adecuada, al igual que para recibirlo, el ambiente, la técnica, los acuerdos, las emociones, los consensos y mucho más.

Cuanto más estimulado eróticamente está alguien, más dispuesto está a recibir dolor erótico y más se puede disfrutar, la respuesta de cada persona al dolor erótico tiene un patrón único de gustos y desagrados, por lo tanto, un dominante hábil aprenderá bien el patrón de su sumiso en concreto.

Resulta poco correcto utilizar la palabra crueldad ante el hecho de tener un pensamiento u observar algún tipo de espectáculo de dolor y que funcione como un estímulo sexual. Las personas que sienten dichos impulsos no suelen mostrar inclinación alguna por crueldad fuera de la esfera de la emoción sexual, incluso cuando sus impulsos sexuales entran en el juego pueden seguir deseando asegurar el placer de la persona que les estimula sexualmente.

Pero entonces, ¿Cómo el dolor en sus representaciones mentales causa placer?

onSwingers Gret de Lou - El dolor erótico como catalizador de placer

El dolor actúa como un estímulo sexual porque se trata del más poderoso de todos los métodos para excitar la emoción. En el organismo saludablemente normal, aunque los estímulos de las emociones fuertes pueden ser vagamente placenteros, carecen de un papel específico en la esfera sexual, por lo que es bastante común también que haya quien consigue alcanzar el orgasmo mientras está experimentando el dolor. En otras ocasiones, el sadomasoquismo sirve como estímulo erótico previo y la sesión culmina con un comportamiento sexual convencional, aunque a algunos masoquistas no les gusta sentir dolor mientras lo están sufriendo o viviendo mejor dicho, sin embargo, sienten satisfacción pensando en él con anterioridad o después de haberlo sentido. En el caso del Bondage no les gusta experimentar dolor, pero si cierta dificultad para moverse, una incomodidad suave y una sensación de impotencia, el bondage o aspectos que los vinculan tanto al sadismo como al masoquismo. El sádico siente placer ante el hecho de que su pareja se encuentra indefensa y a su merced (durante el momento del juego y la sesión) uno de los temas sexuales preferidos en la mitología, la literatura y la fantasía.

Pero lo que es una sesión habitual de sadomasoquismo está preparada de antemano: el masoquista habrá hecho supuestamente algo merecedor de castigo, habrá amenazas y suspense como preludio del castigo, toda esta actuación se asemeja a un ritual planeado o producción teatral del castigo, eso ya forma parte del juego y la estimulación erótica.

Requiere de un importante aprendizaje y arte poder desarrollar el buen equilibrio, no solamente el conocimiento adecuado de las técnicas, de cómo proporcionar los estímulos, trabajar con los sentidos, de forma contraria a lo que pensamos, no es el sádico (dominante) el que lleva las riendas de la relación, sino que se limita a atender al masoquista (sumiso). De las cualidades fundamentales que tiene el sádico es desarrollar una agudeza extraordinaria para saber cuándo debe proseguir, a pesar de las protestas y los gritos, y en qué momento debe dejarlo. Debe encontrar ese equilibrio perfecto entre no llevar las cosas demasiado lejos o no parar demasiado pronto. El equilibrio es fundamental, ya que de ser una sesión demasiado suave, nunca llegará al clímax para llevar a la persona sumisa a ese estado alterado de conciencia que le permite desconectar de la realidad, elevándolo a ese estado de placer y de disfrute, pero que si sobrepasa también los límites tampoco será vivido como una experiencia gratificante. Se intercalan el cariño y la ternura, dicha alternancia fortalece mucho el proceso, todo esto es lo que hace que las experiencias dentro del mundo del BDSM puedan potenciar el placer a través del dolor erótico, el cual es todo un arte que aprender, que gusta mucho a las mentes en desarrollo y sapiosexuales.

Besos 

Gret de Lou

Deja un comentario (8)

Dolor en las Relaciones Sexuales

Hola muy buenos días y muy feliz semana a todos por aquí, hoy finalizamos esta serie de entregas que tienen que ver con las disfunciones sexuales, cerraré con el trastorno por dolor.

Por supuesto, el dolor que no tiene que ver con una cuestión erótica, no produce placer, no habrá satisfacción sexual y repercutirá de una manera negativa en el sexo.

El dolor en las relaciones sexuales tiene causas orgánicas, pero aunque pudiera parecer un padecimiento totalmente físico, también tiene un componente psicológico. El dolor es un signo de aviso en el cuerpo de que algo no se encuentra bien, un sinónimo inclusive de enfermedad que además genera miedo.

Al dolor crónico en las relaciones sexuales se le conoce con el nombre de dispareunia, etimológicamente hablando su significado es: «mal coito o coito dificultoso», se caracteriza porque hay un dolor genital persistente que se asocia con la penetración, este trastorno causa por supuesto malestar que interfiere con la vida sexual, no se relaciona exclusivamente con la falta de lubricación, tampoco se relaciona exactamente con alguna enfermedad en general.

onSwingers Gret de Lou - Dolor en las Relaciones Sexuales

Una de sus causas más comunes es el posparto, enfocado al corte que realizan muchos médicos por rutina llamado episiotomía. No sucede lo mismo con los desgarres naturales vaginales en los que sí se lleva a cabo un parto humanizado y respetado porque habrá posiciones adecuadas para parir que no dañen el suelo pélvico. Sin embargo, cuando el médico lleva a cabo el corte dañará el mismo cortando capas de piel mucosa y músculo, aunque aparentemente sea bien reparado con una sutura, en un alto porcentaje las mujeres pueden padecer dispareunia. Considerado como una mutilación genital, puede acarrear muchos trastornos en el futuro, inclusive propiciar desgarres más complicados hacia el recto, causando un verdadero problema para la vida sexual futura y que requerirán rehabilitación de suelo pélvico, no en todos los casos recuperando la funcionalidad en su totalidad.

Otra causa de dolor frecuente y con un cuadro muy diferente a la dispareunia es el vaginismo. Seguramente habéis escuchado el término, aquí sucede una contracción espasmódica de la musculatura que rodea el tercio externo de la vagina, justamente en donde se lleva a cabo el coito, se cierra fuertemente e impide la introducción del pene en la vagina en su totalidad. Muchas veces ni siquiera se puede llevar a cabo una revisión e introducir un dedo, todo esto hará imposible también la entrada de un tampón, de una revisión ginecológica o cualquier objeto que desee introducirse en la vagina.

El padecer vaginismo no va directamente relacionado con la ausencia de excitación, hay casos en los que el placer y satisfacción ante cualquier tipo de estimulación en el cuerpo, las caricias y cualquier otra zona que no sea vaginal, con una adecuada estimulación las personas logran alcanzar inclusive el orgasmo.

Habrá que diagnosticar las diferentes formas clínicas del vaginismo, así como si es de primero, segundo, tercero o cuarto grado. También diagnosticar si es vaginismo que lleva toda la vida, si en algún momento la penetración ya había sido posible, si es una cuestión situacional, si es una cuestión parcial o general. 

Aunque los agentes causales del vaginismo en su mayoría tienen un componente psicológico, también puede haber situaciones orgánicas que no ocasionen como problemas con el himen, la endometriosis, alguna inflamación pélvica, tumores, entre otros. Por supuesto, las causas psicológicas tienen que ver con otros trastornos como las fobias, el relacionar el coito como algo negativo, el tener fantasías que consideran pecaminosas, temores excesivos hacia un embarazo, también el miedo al dolor, pasado con violencia y abuso sexual y, otras veces, pudo haber tenido la mujer alguna lesión o alguna intervención quirúrgica y queda bastante temor a la penetración posteriormente.

A diferencia de la dispareunia, puede haber excitación o no porque se tiene miedo al dolor ya conocido; sin embargo, muchas mujeres después de tener hijos intentan tener relaciones sexuales para complacer a la pareja o para cumplir, a pesar del sufrimiento. Puede haber este tipo de dolor por situaciones temporales, el posparto no es la única causa, otro tipo de situaciones orgánicas pudieran ser candidiasis, inflamación en la vulva, bartolinitis, etc., algún tipo de infección que requiera tratamiento ginecológico y quedará solucionada la causa. 

Aunque no todo en la vida es coito y siempre hablamos de potenciar la sexualidad y la erótica en todo sentido, no podemos dejar esta parte tan importante de lado, puesto que en las parejas heterosexuales termina por causar un trastorno también al hombre, se ha visto que a la larga ocasionará problemas de erección en ellos también. 

La solución, por supuesto, no es distanciarse y sufrir en silencio, o que las mujeres dejen de vivir su placer y se olviden de la sexualidad. Algunas aprenden a disfrutar de otras maneras sin la penetración, pero hay muchos caminos para trabajarlo y tratarlo en la terapia sexual y con rehabilitación del suelo pélvico, así como apoyo psicológico en algunos de los casos también.

Como os he comentado al principio, cerramos este capítulo de publicaciones en cuanto al tema de disfunciones. Ya que soy una Sexóloga que le gusta potenciar a través del positivismo, me cuesta centrarme en los trastornos y lo malo, lo atiendo en mi consulta cotidiana, pero me gusta más escribir y transmitir desde lo bueno y la perspectiva «brightside». No obstante, consideraba necesario que muchas personas pudieran identificarse en algunos temas que deben ser tratados y que haya esperanza de disfrutar mejor la sexualidad, puesto que de nada nos sirve potenciar la Erótica en el mundo liberal o cualquier otro tipo de sexualidad Kink, si no contamos con una salud sexual individual integral nunca podremos compartirla con los demás.

Hasta la próxima semana 

Gret de Lou

Deja un comentario (3)

¿Problemas con los orgasmos?

¡Espero que tengáis un super fin de semana, pero antes os dejaré mi post de los viernes para comenzar bien!

Antes de empezar con el tema de esta semana, os recordamos que nos sigáis también por Instagram, en donde encontraréis material, charlas y donde podréis ver nuestros directos mensuales:

https://www.instagram.com/onswingers_of/

https://www.instagram.com/gretdelou_afrodix/

Hoy abordaremos otro de los temas por excelencia de la consulta en el caso de las mujeres y es el problema con los orgasmos. Antes, dicha disfunción era mejor conocida con el nombre de frigidez. Cuando nos referimos a una disfunción sexual de forma generalizada, digamos que esta es la afección más grave dentro de las inhibiciones femeninas, ya que la mujer no percibe ningún placer erótico ante la estimulación sexual, es como si se encontrara vacía de sentimientos sexuales. Al hacer una valoración no mostrará signos físicos de excitación cómo la congestión, ni tampoco lubricación. Este tipo de casos pueden relacionarse a lo que hablamos en nuestro artículo anterior con respecto a la aversión al sexo. En estos casos las mujeres que no presentan aversión digamos que soportan el coito por complacer a la pareja, pero no sienten deseo ni placer, ni siquiera una vez iniciada la relación sexual.

Hoy en día usamos el concepto de anorgasmia femenina, y se define como la disfunción que ocurre cuando el orgasmo no sucede o está notablemente retrasado (CIE-10). Pero hay una definición que me gusta mucho más, y dice así: «A pesar de haber una adecuada excitación, hay una ausencia, notable disminución de la intensidad o retraso del orgasmo, con cualquier tipo de estimulación». Porque claro está que aquí intervienen muchos factores, además tampoco es que podamos hablar de un tiempo definido, un periodo establecido para decir cuando se ha retrasado demasiado o cuando ha sido muy pronto para considerarlo trastorno.

Sin embargo, la forma más común que encontramos de disfunciones en los orgasmos es aquella mujer que puede tener una vida sexual activa, sin embargo, no consigue llegar al orgasmo. Lamentablemente, hay mujeres que llegan al final de sus vidas sin haber sentido ninguno, en otras ocasiones esto puede ser esporádico o situacional.

Por lo tanto, mediante la consulta sexológica clasificamos esta disfunción en lo que podría ser:

  • Anorgasmia de toda la vida: este es precisamente el caso al que me refiero, en el que nunca se ha presentado un solo orgasmo ni con la masturbación, ni con la relación en pareja.
  • Anorgasmia adquirida: es cuando ya se han presentado orgasmos en la vida, pero después se dejan de experimentar. Esto se puede ver relacionado con algún suceso, con una mala relación de pareja, por dolor durante las relaciones sexuales, por eventos traumáticos…
  • Anorgasmia generalizada: aquí es cuando hablamos de la frigidez en la que hay una ausencia total y habrá que diferenciarlo del tema de aversión al sexo.
  • Anorgasmia situacional: aquí, como su nombre lo dice, los orgasmos se alcanzan en situaciones específicas como podría ser relacionándose con otras parejas, introduciendo sustancias psicotrópicas, alcohol, única y exclusivamente con otro tipo de alicientes, etc.
onSwingers Gret de Lou - ¿Problemas con los orgasmos?

La realidad es que este es un problema que tiene mucho más que ver con el autoconocimiento, las mujeres que conocen su cuerpo, y que están habituados a masturbarse, tienen mucho menor probabilidad de padecer este tipo de problemas. Por supuesto, hay veces que este entrenamiento requiere de asesoramiento sexológico, pues muchas mujeres no lo hacen de manera adecuada, basta con recordar un poco de la historia y al observar los juguetes sexuales… ¡Todos eran falos! y centrados en la penetración. No obstante, existe una gran revolución de los orgasmos femeninos cuando se inventaron los succionadores de clítoris.

Y aquí caemos en la falacia de que existen diferentes tipos de orgasmo en las mujeres. Lo que existen son diferentes formas de estimulación y distintas maneras de respuesta, pero el orgasmo está en el cerebro. Ya muchos y muchas de mis lectores sabréis de qué estoy hablando. A veces podemos despertar con un orgasmo en mitad de la noche, otras tan solo con el juego y la estimulación de los pezones puede haber un orgasmo, otras veces al estar llevando a cabo una felación podemos estar tan excitadas que también podemos tener un orgasmo sin necesidad de una estimulación directa, quizá imaginando una mera fantasía o inclusive viendo una peli porno, observando otra pareja mientras tienen relaciones; sin embargo, una forma más directa de experimentar los orgasmos es la frotación y experimentación con diferentes sensaciones directamente en el clítoris. Este es el método que utiliza el 95,2 % de las mujeres, pocas insertan los dedos dentro de la vagina, aunque con un entrenamiento adecuado este método es espectacular para estimular el punto G.

Por supuesto, como en todos los casos que hemos hablado en los artículos anteriores, siempre se deben de descartar aquellas causas que pueden tener un origen fisiológico. En verdad pueden existir incluso problemas neuronales derivados de algún accidente que inhiben esa respuesta sexual o la alteran. Muchas mujeres después del parto quedan con dispareunia, os recuerdo que es el dolor crónico durante las relaciones sexuales o con alguna disfunción del suelo pélvico, mismas que solemos rehabilitar las personas especializadas en Hipopresivos mejorando mucho los resultados en cuanto a la mejora de los orgasmos. Otras causas que pudieran tener que ver con cuestiones orgánicas, por supuesto que también abarca las alteraciones con el metabolismo, y el sistema endocrino, algunas enfermedades como la diabetes, desórdenes hormonales pueden interferir con problemas de lubricación, entre otros. El consumo de drogas y otros fármacos afectan de manera importante los orgasmos en las mujeres, por ejemplo el alcohol puede tener una afección del 15% en las mujeres, bajando la intensidad de los orgasmos y además disminuye la excitabilidad aproximadamente en un 40%, los fármacos relacionados con los antidepresivos afectan de forma importante.

Las causas de origen psicológico también influyen, y tienen que ver con motivos como los modelos de educación ortodoxa, los padres que castigaban, que emitieron discursos negativos acerca de la sexualidad y del placer, que introdujeron miedos, que proporcionaban una visión negativa hacia los genitales, etc. De aquí destacan muchos más factores que habrá que valorar, como los sentimientos de culpa derivados de lo que mencioné con anterioridad, miedo a perder el control, que perciban una actitud negativa a las más turbaciones, falta de educación sexual o ignorancia. Algo muy común es la monotonía y el aburrimiento en las prácticas sexuales, por supuesto sin descartar experiencias sexuales traumáticas.

Sin embargo, de lo más común es el famoso coitocentrismo, y seguir enfocando nuestras prácticas sexuales a la penetración. Aunque el mundo swinger nos da una amplia variedad de prácticas, aún en este mundillo siguen existiendo ese deseo y prácticas finalistas centradas en el coito, aunque sea en el intercambio de parejas. De aquí a que, aunque haya una variedad y diversidad en las prácticas sexuales, las mujeres pueden tener ausencia de orgasmos en las experiencias swinger aunque resulten altamente erotizantes.

La verdad es que el tratamiento de capacitación orgásmica y de entrenamiento es algo que yo veo sumamente divertido y una oportunidad hermosa para conocer rutas de placer, de erotismo y una gran oportunidad de autoconocimiento, pero también de trabajo diferente en la pareja, que ayuda no solamente a experimentar mejores orgasmos, sino a disfrutar más y mucho mejor otras rutas de placer qué podrían parecernos totalmente desconocidos por habernos centrado siempre en los genitales.

No os perdáis la semana que viene el último artículo sobre las disfunciones sexuales femeninas, ni dudéis en compartir vuestras dudas y opiniones por aquí o en los instagrams mío y de onSwingers:

https://www.instagram.com/gretdelou_afrodix/

https://www.instagram.com/onswingers_of/

¡Besos!

Gret de Lou

Deja un comentario (5)

¡Aversión al Sexo!

¡Hola! 

¿Qué tal, queridos lectores? 

Antes de empezar con el tema de esta semana, os recordamos que nos sigáis también por Instagram, en donde encontraréis material, charlas y donde podréis ver nuestros directos mensuales:

https://www.instagram.com/onswingers_of/

https://www.instagram.com/gretdelou_afrodix/

Y ya sin más, entremos en materia. Sé que el título de este post podría sonar irreal, pero es totalmente verídico. Así es, existe el trastorno por aversión al sexo. Dicho trastorno se presenta en distintos niveles, y viene sobre la línea de los artículos anteriores de trastornos del deseo en la mujer. Nadie dice que esto no pueda ocurrir en el género masculino; sin embargo, es un trastorno con mayor frecuencia en las mujeres.

La aversión al sexo se define como la versión extrema, persistente o recidivante hacia el sexo, con evitación de cualquier contacto o prácticamente todos los contactos sexuales genitales con una pareja sexual, aunque podría ser también hacia la masturbación.

Con esto vamos a diferenciar también este trastorno de las personas asexuales, esto ya sería harina de otro costal. Porque en los casos de aversión sí que puede existir deseo sexual; sin embargo, hay un rechazo hacia las conductas sexuales que conducen a un estado de evitación y además de angustia de la persona, por lo cual esto le lleva a huir de cualquier contacto erótico posible.

Estas personas imaginaos que sí pueden sentir deseo específico hacia una persona, por ejemplo, a una nueva pareja, o hacia alguien que le atraiga. No obstante, este deseo no va a llevar a ningún objetivo final, ya que raras veces se va a intentar materializar, va a impedirlo.

Nos damos cuenta en el momento de elaborar el diagnóstico que este trastorno puede ser de forma parcial o de forma general, también puede ser algo temporal (surgió en una época en específico) o bien puede ser algo que lleva toda la vida o al menos desde que la persona tiene conciencia de comenzar a desarrollar su sexualidad.

Estas formas pueden tener conductas mucho más puntuales, porque la mujer podría tener fobias o aversiones específicas como podría ser ciertos olores como el olor de genitales, rechazar ciertos fluidos, rechazar los desnudos. 

Parte de estas conductas obedecerá a un trauma que se llevó a cabo en un momento puntual, como pueden ser los casos de abusos o violaciones. Debemos tener en cuenta que esto no siempre lo recuerda la persona, el cerebro tiende a bloquear eventos traumáticos, no solamente en la infancia, sino en la edad adulta. Por lo tanto, las mujeres pueden presentar manifestaciones clínicas de la aversión, pero no son conscientes de lo que la ha originado.

onSwingers Gret de Lou - ¡Aversión al Sexo!

Otra de las causas más comunes que solemos encontrar son las formas de educación sexual traumáticas en lo que se refiere al sexo. Pareciera irreal que todo esto pueda existir, pero así es, no solamente en nuestra generación que la mayoría de los padres solían ver el sexo como una cuestión pecaminosa y sucia, en la actualidad continuamos viendo los rezagos de personas de nuestra edad que continúan con dichos traumas y a sus hijos siguen transmitiendo esta visión tan negativa del sexo. Esto puede venir desde etapas muy tempranas infantiles, existen desde casos en los que las madres utilizan a sus hijos como instrumentalización para acusaciones falsas de delitos sexuales del padre hacia su propio hijo(a), hasta en donde son sorprendidos o sorprendidas las niñas y niños masturbándose o con conductas de exploración como un acto natural en la infancia o bien más adelante entrados en la adolescencia y son castigados severamente tanto verbal como incluso físicamente, lo cual hace que la persona desarrolle de forma parcial o total aversión o inclusive asco al sexo. Este reflejo condicionado puede ir acompañado de miedo, mucho más cuando se trata de que hubo represalias o castigos previos.

Como he dicho, esto no se tiene identificado siempre, puesto que la mente suele eliminar ciertas partes y moldear los recuerdos, mucho más cuando provienen de los padres a quienes se les admira y en la infancia es complicado relacionarlos con algo negativo. Por lo tanto, en este tipo de aversión, muchas mujeres estarán pensando que no han encontrado a la persona ideal, por supuesto de primeras siempre se relaciona con un contacto heterosexual, entonces al encontrarse encubierta esta aversión al sexo, pensaran que quizá no sean heterosexuales, sino que su orientación será homosexual. Puede ser que se sientan atraídas por alguien del género masculino, pero en cuanto el erotismo comienza a entrar en acción rechazan a la persona. Es una realidad que muchas mujeres lesbianas tienen historiales de este tipo mucho más relacionados con el tema de algún abuso y optan por relacionarse con mujeres cuando el abusador fue del género masculino.

Es una realidad que muchas parejas no se percatan de ciertos grados hasta que la relación va más avanzada. Puede ser que puedan tener relaciones sexuales de forma normal al principio, pero en cuanto se da alguna frase, algún acontecimiento que despierta esa memoria, la mujer puede reaccionar de distintas formas: puede tener ataques de pánico, ansiedad, agresividad y presentar síndrome de estrés postraumático. Yo me he topado con ellos en el momento del parto, justo en el momento que está naciendo el bebé y está coronando, la mujer tiene un ataque, inclusive tuve algún par de casos de aversión y rechazo de la mujer hacia su bebé cuando empezaba a amamantar. 

Por lo tanto, también se puede parecer a los casos que tienen bajo deseo sexual o de verdad la aversión puede estar bastante diferenciada.

Se puede hacer mucho en la consulta por dichos casos, por supuesto. Requiere tiempo y el poder pedir ayuda para que muchas relaciones no se vengan abajo o bien para que estas personas tengan oportunidad de desarrollarse en plenitud.

Sin embargo, seguimos luchando porque esto suceda cada vez menos, porque puede existir una mejor educación sexual a todas las edades y por supuesto trabajar en la mentalidad de los padres, así como los prejuicios de la sociedad hacia la sexualidad. 

¡Que tengáis un feliz fin de semana!

Besos,

Gret de Lou 

Deja un comentario (8)

Problemas con la excitación

¡Hola! ¿qué tal?, espero estéis teniendo una excelente semana. Continuando con el tema que abrimos la semana pasada acerca de los trastornos de la mujer y derivado del bajo deseo sexual, hablaremos en el día de hoy de un subtema que tiene que ver directamente con los trastornos de la excitación.

El trastorno de la excitación sexual en la mujer se define como: la incapacidad de forma persistente o recurrente para obtener o mantener una respuesta de lubricación en la fase de excitación y hasta que termine la actividad sexual.

Los sexólogos lo clasificamos en tres formas:

Cuando hay una ausencia o una muy notable disminución de la excitación sexual, así como del placer con cualquier tipo de estimulación sexual, a pesar de que sí haya lubricación en los genitales y además otros signos fisiológicos propios de un proceso que demuestra excitación. He aquí el porqué no es del todo significativo que la pareja o con quien se esté teniendo contacto sexual introduzca los dedos en la vagina y por sentirla húmeda e incluso dilatada crea que ella está excitada o lista para penetrarse o que esté disfrutando. Puede suceder que exista una ausencia de excitación o no la suficiente. Por consiguiente, a ese trastorno se le clasifica como un trastorno subjetivo de la excitación.

Nos referimos al trastorno de excitación sexual genital cuando hay una ausencia o un deterioro de la excitabilidad con respecto a los genitales. Puede observarse una lubricación genital mínima, inclusive que los genitales se congestionan levemente, también puede ser que la sensibilidad ante las caricias en la zona de la vulva se encuentra disminuida, por lo tanto, la excitación o la sensación subjetiva de excitación será ante estímulos no genitales.

Como tercera situación tenemos el trastorno combinado de la excitación subjetiva y genital, aquí nos enfrentamos a una ausencia o una disminución profunda en la excitación sexual, así como a percibir placer, también habrá una ausencia de la congestión genital y también de la lubricación, al igual que a cualquier tipo de estimulación tanto genital como en otra zona.

Este tipo de trastornos lo podemos observar en diferentes momentos de la vida en las mujeres, algunos casos pueden ser de toda la vida o bien aquellos que se adquieren por alguna situación en particular o un efecto situacional.

A veces no se diagnostica esto en primera instancia, puesto que este trastorno va directamente relacionado con la falta de deseo, es decir, esta es la verdadera manifestación clínica inicial que sienten las mujeres. Obviamente, cuando lo pensamos así, si una mujer no tiene placer ni se siente excitada, no encuentra ningún motivo por el cual llevar a cabo un acto sexual, en pocas palabras no le aporta.

Os voy a poner algunos ejemplos de situaciones puntuales en las que esta situación acontece. Los cambios hormonales en las mujeres, esto puede ocurrir inclusive en el transcurso de un solo ciclo menstrual, habrá mujeres que verdaderamente existen días en los que no tienen absolutamente nada de deseo; sin embargo, hablando de periodos más prolongados de tiempo nos enfocamos directamente en el periodo de embarazo debido a que durante los trimestres de gestación puede haber diferentes cambios que repercuten en la excitación.

El otro periodo muy marcado en la vida de las mujeres en el que sucede es el posparto, aquí a diferencia de otros momentos de la vida puede irse complicando con la situación ambiental y psicológica, generando un problema permanente, es decir que lleva una continuidad en el tiempo y es muy difícil de recuperar. En el momento del posparto inicialmente todo comienza con cambios físicos a nivel de la lubricación, derivado de los cambios hormonales para la lactancia y de que el cuerpo no es apto para la vida sexual, puesto que la función reproductiva está en hibernación, por así decirlo. Sin embargo, recordemos que el deseo sexual se alimenta de las prácticas, por lo tanto, entre más se vaya desconectando de la sexualidad, más nos vamos alejando de la misma. En el puerperio la mujer necesita otro tipo de estímulos y un cambio importante en la sexualidad después de tener un bebé. Por supuesto el papá también, pero muchas veces se espera a que la sexualidad regrese a ser como antes y esto no pasa, poco a poco la mujer empieza a desconectar máximas de su propio deseo y empieza a navegar algunas veces en el deseo de la pareja, es decir el sexo se convierte en algo solo para complacerle a él. En otros casos simplemente van dejando cada vez más de lado la vida sexual y comienzan a distanciarse, sin haber comunicación sobre ello y sin solucionar dicho trastorno de excitación para que la mujer vuelva a sentir deseo, esto se irá complicando cada vez más.

onSwingers Gret de Lou - Problemas con la excitación

La menopausia es ese otro momento de la vida en las mujeres en el que existen muchos trastornos a nivel fisiológico que dificultan la excitación, aunado a todos los aspectos cognitivos que implica dicha etapa. Por supuesto, los aspectos socioculturales acompañan a ambas etapas, la maternidad culturalmente es vista como un momento en el que la mujer se abandona para el cuidado de sus hijos, y deja de proveer autocuidado para sí misma y puede sentirse mal en enfocarse en su propio placer. En el caso de la menopausia, aunque merece un artículo especial, sabemos que no solamente hay una menor lubricación, sino que anímicamente pueden tener sentimientos encontrados en cuanto a su propia erótica y vivirlo como un duelo.

Evidentemente, también hay casos donde este trastorno de excitabilidad es subjetivo, refiriéndome a que pueden excitarse con unas parejas, y con otras no. Habrá mujeres que solamente se excitan en los periodos de enamoramiento y de conquista, después esto cambia y necesitan un nuevo estímulo. Es por ello que este trastorno suele ser poco común en nuestro mundillo, al menos refiriéndome a los casos que no tienen que ver con una situación fisiológica y orgánica, puesto que parte de lo que nos gusta en el mundo liberal es el estímulo constante que reaviva la llama de la pasión y el deseo.

En la consulta hacemos una valoración amplia mediante entrevista y cuestionarios, lo cual nos ayuda a llegar a la raíz del tema que lo está ocasionando, nunca descartamos las analíticas, puesto que es importante valorar los niveles de estrógenos, progesterona, etc.

El tratamiento dependerá de los resultados de todas las valoraciones anteriores; sin embargo, entre más pronto se aborden estos temas es mucho mejor, puesto que el deterioro personal así como la afectación de la pareja va aumentando día con día, esto por supuesto influye en la relación así como en problemas de pareja.

¡Esto es todo por ahora! Seguimos la semana que viene. Pero antes de despedirme, os recuerdo que podéis revisionar los directos en los que hablamos de los artículos publicados en el Instagram de onSwingers, o en el canal de Youtube. 

https://www.instagram.com/onswingers_of/

https://www.youtube.com/channel/UCm9mcgEQbxA89Ll3Vmy7NmA

¡Que tengáis una feliz semana!

Deja un comentario (1)
https://es.onswingers.com https://cdn.onswingers.net http://es.onswingers.com/blog/4 https://es.onswingers.com/portada 1 https://es.onswingers.com/ajax-log-error https://es.onswingers.com/ajax-info-dinamica https://es.onswingers.com/ajax-enviar-mensaje https://es.onswingers.com/ajax-enviar-solicitud https://es.onswingers.com/ajax-eliminar-amistad https://es.onswingers.com/ajax-aceptar-solicitud https://es.onswingers.com/ajax-haz-ping https://es.onswingers.com/buscar 9ec7fcf896513e232b30 Buscar por nombre o ciudad Mensaje del sistema Ocurrió un error Procesando... No sois compatibles Poco compatibles Sois compatibles Sois muy compatibles No es activo Es poco activo Es activo Es muy activo Este usuario no quiere ser contactado por perfies como el tuyo. Ya sois amigos Eliminar amistad Solicitud enviada... Añadir como amigo Aceptar solicitud espera a que acepte tu solicitud de amistad hace dentro de un momento un minuto %d minutos una hora %d horas un día %d días un mes %d meses un año %d años Ocurrió un error inesperado. Inténtalo más tarde. Actualmente onSwingers está disponible sólo en español. alert

Mensaje del sistema